Enseñar a tejer es dejar un legado

mayo 09, 2018

Enseñar a tejer es dejar un legado

 

En un día tan especial como el 10 de mayo en México quisiera compartir un sentimiento que me hace sonreír cuando lo traigo al presente: la alegría de estar en la "chorcha", como decía mi abuela, tejiendo por las tardes junto a ella y a veces también con mi mamá. No era muy frecuente que estuviéramos las tres porque mi mamá trabajaba, y con el tiempo dejó de tejer totalmente pero mi abuela soltó las agujas sólo cerca de los 90 años. Extraño esas tardes calientitas de sillón y café, con la televisión de ruido de fondo y los dedos teje que te teje formando sueños, mientras hablábamos tanto del último chisme como de la historia de la familia. Me abriga el corazón y me conmueve pensar en mi abuela y en todos esos momentos relacionados con el tejido.
Me conmueve además porque, recientemente, descubrí que no sólo a mí me despierta esa sensación pensar en quien me enseñó a tejer. Hace poco publiqué en la página de Facebook de Magia en Madeja la pregunta ¿quién te enseñó a tejer? (más abajo te comparto el post) y todavía no salgo de mi asombro de la cantidad de tejedoras que respondieron. Pero lo que realmente me impacta aún es que al leer los comentarios se percibe un cariño infinito, una sonrisa y hasta un dejo de nostalgia en cada una de las respuestas, algunas elaboradas y otras breves pero cargadas de significado.
Cuando la gente habla de quien le enseñó a tejer sólo se siente amor.
Pero no debería de extrañarme eso. Para aprender a tejer necesitas tiempo... y  paciencia. Lo necesitas tú y lo necesita quien te enseña. Necesitas de días y horas dedicados a ensayar cómo usar los dedos, cómo sostener el estambre, cómo mover el gancho o las agujas y cómo ir avanzando en la trama del hilo. Y después, se van enseñando diferentes formas de aplicar lo ya aprendido, variando las puntadas y los movimientos para hacer un sinfín de formas diversas en las que un estambre puede transformarse en una prenda tejida.
¿Y qué se necesita para que alguien te quiera enseñar todo esto? Un cariño GRANDE, aprecio, estima... amor a quien se enseña. Porque ¿qué hay atrás del tiempo que aquel que enseña dedica? Vida. El tiempo es lo único que no puede recuperarse, para lo que no hay marcha atrás, es un recurso no renovable. Y que alguien te destine tiempo para enseñarte algo que sabe es un acto de amor, ya que invierte parte de su vida en ti.
Por eso es que casi todas las personas, al evocar a ese alguien que les enseñó a tejer, transmitían en sus respuestas ese amor recíproco, ese calor, ese agradecimiento tácito a quien les dio tan lindo regalo. Y lo que pasa es que ese regalo va más allá de compartir el don de crear algo con las manos (porque si sabes tejer -a gancho o con agujas- nunca te quedarás sin abrigo, sin vestido, sin confort) sino que es el poder valerte por tí mismo (porque es una actividad de la que puedes vivir), agasajar a alguien (porque hasta hoy no hay algo que no se pueda tejer y regalar), la capacidad de dar salud (hemos hablado ya en otro post del blog sobre los beneficios físicos y mentales de tejer), el darte pertenencia y comunidad (las tejedoras nos buscamos entre nosotras, nos alentamos y nos escuchamos), y el poder de hacer arte (nadie puede negar que hay piezas tejidas que caen en esa categoría) así como de generar prosperidad y belleza. 
 
Bueno pero, ¿porqué traigo a colación este tema a propósito del día de las madres, como mencioné al principio? Porque no es casualidad que en una gran, gran mayoría, quienes enseñan a tejer a sus hijas o nietas sean madres o abuelas... aquellas que nos dan en todo sentido amor infinito y nos regalan vida. Al enseñarnos a tejer siguen haciendo justo eso. Pero también había muchas tías y madrinas enseñando a tejer, y más lindo aún muchas amigas. También hubo quien aprendió de sus maestras en la escuela y, si bien era algo "obligatorio", la mayoría recuerda con mucho cariño a la profesora que en específico les enseñó a tejer, y eso se debe a que para poder enseñar a tejer sí que hay que amar lo que haces. Y al hacerlo dejas un pedacito de tí y te das a quien enseñas en cada lección. Más amor.
Maravillosamente hay quien mencionó que su papá le enseñó a tejer. ¡Enhorabuena! muchos hombres que saben lo esconden por pena, creyendo que es una actividad meramente femenina. Si bien ahora en su mayoría es así, tejer inicialmente era una actividad exclusiva de hombres (cientos de años ha). Ninguna mujer tejía (eso debe recordarnos que todo en la vida, bueno o malo, cambia tarde que temprano). Afortunadamente hoy más hombres están haciendo pública su actividad tejedora, lo que espero que haga que esto se propague (unos lindos ejemplos son Knot.Bad o Ganchigurumi, síguelos en Instagram para ver sus maravillas). También hay algunas corrientes pedagógicas, como el sistema Waldorf, que han vuelto a incorporar el tejido como parte diaria de la rutina escolar para fomentar conexiones neurológicas en los niños, las matemáticas (porque para tejer hay que saber contar, sumar, restar, multiplicar y dividir, ¿o no :)?) y la creatividad. Esperemos que pronto el tejer sea una actividad tan común como lo era antes, y no sólo de "viejitas".
Así, en este día en el que en México se celebra el día de las madres, quiero recordar a todas aquellas que con cariño infinito han transmitido, además de todo lo que una madre transmite, ese legado de amor que representa el tejido a sus siguientes generaciones.

 

Y justo en su honor, las invito a ustedes a transmitirlo también: enseñen a sus hijos e hijas, nietos y nietas, sobrinos y sobrinas, ahijados o ahijadas, a los hijos de sus amigos o de sus vecinos, o a su mejor amiga. 
Perpetuemos esta digna y maravillosa herencia.

 

¡Feliz día de las Madres!

 

Con cariño, Sofía.

 

 

p.d. y si quieres leer las respuestas del post, te lo dejo aquí abajo. Hubo respuestas también en Instagram por si las quieres pasar a ver :)

 

 

 




Dejar un comentario


Ver artículo completo

Mente joven, espíritu tranquilo y creatividad: los regalos de saber tejer
Mente joven, espíritu tranquilo y creatividad: los regalos de saber tejer

febrero 14, 2018

Ver artículo completo →

¡5 Adornos lindos que aún puedes tejer para Navidad!
¡5 Adornos lindos que aún puedes tejer para Navidad!

noviembre 23, 2017 1 Comentario

Ver artículo completo →

Un regalo de regalo
Un regalo de regalo

octubre 13, 2017

Nada como regalar en Navidad a la gente que aprecias algo útil, decorativo y que haga que te recuerden :). Aquí te cuento cómo hacer uno de esos regalos fácil y rápido, con la magia del estambre Scrubby de Red Heart.

Ver artículo completo →

¿visitante por primera vez?